Saltar al contenido
ARDILLA.ONLINE

Ardilla Voladora del Norte

El nombre científico de la Ardilla Voladora del Norte es (Glaucomys sabrinus) y es una de las tres especies del género Glaucomys, siendo la única que habita en América del Norte. Estas ardillas tienen la peculiaridad de ser estrictamente nocturnas a diferencia del resto de otros miembros de su familia.

Hábitat de la Ardilla Voladora del Norte.

Esta especie de ardilla se encuentra en bosques de coníferas y bosques mixtos con coníferas en las latitudes norte de América del Norte, desde Alaska hasta Nueva Escocia, al Sur, hasta las montañas de Carolina del Norte y al Oeste hasta California.

Características de la Ardilla Voladora del Norte

Las Ardillas Voladoras del Norte su piel es gruesa, teniendo  tonalidades diferentes en el color de la misma, marrón claro o canela en la parte superior de su cuerpo, grisácea en sus laterales y blanquecina en su vientre.

Sus  ojos son grandes y su cola plana, se identifican fácilmente por sus largos bigotes, características comunes en estos mamíferos nocturnos. Cuando son adultos miden de 25 a 37 cm de largo, y su peso oscila de 110 a 230 gramos.

Descripción

Una de las  cualidades  que tienen es que son  elegantes en su vuelo, en realidad no vuelan, sino que planean utilizando un patagium producto de un pliegue de su piel desde la parte superior de los árboles, inician vuelos  comenzando con una breve carrera o desde una posición detenida estirando sus miembros bajo el cuerpo, retrayendo sus cabezas, y luego lanzándose desde el árbol.

Se cree que utilizan triangulación para estimar la distancia al aterrizaje, balanceándose  de lado a lado antes de saltar. Una vez en el aire, forman una «X» extendiendo sus miembros, con lo cual estiran su membrana que adopta una forma cuadrangular y planean en un descenso a ángulos de 30 a 40 grados, pudiendo realizar giros de 90 grados para evadir  obstáculos justo antes de alcanzar un árbol.

Elevan sus colas planas lo cual modifica de manera abrupta su trayectoria tornándola ascendente. Apuntan todos sus miembros hacia adelante para crear un efecto paracaídas con la membrana de manera de reducir el golpe de aterrizaje. Con la finalidad de que sus miembros soporten el  impacto y de  esta manera corran al lado opuesto del tronco o a la punta del árbol para  evitar quedar expuestas a depredadores. Si bien son elegantes en su vuelo, son muy torpes para caminar y por lo tanto si estando en el suelo detectan un peligro y prefieren esconderse en vez de intentar un escape.

Alimentación de la Ardilla Voladora del Norte

Para estas ardillitas su alimento preferido y el más importante, es el fungi (trufas) de diversas especies, aunque también consumen líquenes, hongos, nueces, frutos del bosque, savia de árbol, insectos, carroña, huevos de aves, pichones, brotes y flores, todos estos alimentos los ubican con la ayuda de su olfato.

Estas ardillas también tienen la capacidad de almacenar alimentos cuando existan escaseas en sus suministros. Estos escondites son cavidades en árboles, como también en los nidos de las ardillas. Por lo general almacenan líquenes y semillas. El liquen, es probablemente una importante fuente de alimentación en la zona de Sierra Nevada de  Estados Unidos.

Datos de la especie

Longevidad

En su hábitat natural se han encontrado ejemplares que han sobrepasado los 10 años, aunque en cautiverio pueden llegar hasta los 15 años.

Ciclo reproductivo

Alcanzan la madurez sexual a los 12 meses de edad. Tienen crías 2 veces al año, generalmente entre los meses de febrero a mayo y de julio a septiembre.

Gestación

La gestación está estimada en 40 días.

Época de parto

Sus crías pueden variar de 1 a 5 por camadas, pero lo normal esta entre 2 y 3 crías por camadas.