Saltar al contenido
ARDILLA.ONLINE

Ardilla de Wyoming

El nombre científico de la Ardilla de Wyoming es Urocitellus elegans, es una especie que pertenece a la familia Sciuridae, endémica de los Estados Unidos.

Hábitat de la Ardilla de Wyoming

Esta especie habita en tres grandes zonas separadas del oeste de Estados Unidos,  al suroeste de Montana, centro y suroeste de Wyoming y suroeste de Idaho ,su preferencia radica en las  laderas inclinadas, con buen drenaje, cubiertas con pastos o arbustos, especialmente Artemisea Tridentata, que es una especie de arbusto o pequeño árbol.

 No existen peligros inmediatos para su conservación, llegando a densidades de hasta 48 individuos por hectáreas. Sin embargo, menos de un cuarto de los jóvenes logra sobrevivir su primer año de vida y su mayor amenaza es el cambio del uso de suelo con fines  agrícolas.

Características de la Ardilla de Wyoming

Estas ardillas se caracterizan por tener un color marrón con tonos grises en la zona de los hombros. No poseen ni rallas ni manchas dorsales propias de otras ardillas de tierra.

Estos roedores  llegan a vivir 4 años en cautiverio y son muy simpáticas, pudiendo ser distinguidas por el largo de su cola, color y por su tamaño en diferentes zonas.

Descripción de la Ardilla de Wyoming

Su peso corporal es de  260 hasta los 400 gramos, con un largo de 254 hasta 381 mm, y una cola relativamente corta, de 59 a 79 mm y sus ojos están rodeados de un anillo blanco, viven en colonias, las hembras mantienen una relación con su madre, viviendo en las cercanías de su madriguera, pero no muestran otros comportamientos, como el aseo mutuo, ni se relacionan con otros grupos familiares cercanos. Los machos tienden a ser solitarios.

Alimentación de la Ardilla de Wyoming

Estos animalitos son principalmente herbívoros. Prefieren el follaje verde, pero también consumen flores, tallos y semillas. Cuando escasea su alimento normal complementan su dieta con insectos, huevos de aves, e incluso llegan a consumir carroña.

Datos de la Especie

Longevidad

La esperanza de vida de estas ardillas es de 3 a 5 años  aunque   en cautiverio  con un buen habitad y alimentación pueden llegar a alcanzar  los 10 años de vida. 

Ciclo Reproductivo

Tienen un sistema de apareamiento polígono, donde los machos compiten por el acceso a las hembras, durante la hibernación los machos cuidan  su territorio, en espera de las hembras. Los apareamientos ocurren dentro de los primeros 5 días después de que la hembra emerge de su hibernación, lo que ocurre unas dos semanas después de que lo hacen los machos.

Su ritual de apareamiento es el siguiente: Primero el macho se aproxima a la hembra, y huele su nariz, luego éste gira y le arroja un poco de polvo. Después se vuelve y le mordisquea el cuello, a lo que la hembra responde levantando la cola. El macho entonces olfatea los genitales de la hembra, y luego la monta.

Sus crías al mes de nacidos  pesan entre 80 y 100 gramos, y después de este tiempo es que salen de la madriguera. Son amamantadas por 28 a 42 días, y se vuelven independientes entre los 42 y 49 días de edad y les sale el pelaje a las dos semanas de vida

Al final del verano los machos jóvenes se dispersan, alejándose de su territorio natal, mientras que las hembras permanecen cercanas a su madre.

Gestación

El  periodo de  gestación es de 22 o 23 días, por lo general en época del clima más fríos.

Época de parto

Estas ardillas para su término de gestación están  en dependencia de la salida de la hibernación, La fecha del parto varía con las condiciones ambientales y la latitud; pero lo usual es que ocurra entre abril y mayo. La hembra pare una camada de entre 1 y 11 crías ciegas y peladas de unos 6 gramos cada uno.